Comiendo en Egipto

2 de septiembre de 2012
Cuando llegue a Egipto, dirijase inmediatamente a El Cairo, ahí vaya por un café, pero si es diabético cuidado porque los egipcios gustan mucho del azúcar, tanto que hasta los doritos saben dulces.
Ahí mismo en el cafe pida una shisha, que es la famosa pipa de agua, hay de muchos sabores, piña, vainilla, chocolate, canela, manzana… la de manzana es mi favorita.
Ahí mismo con su café (kahua) y su shisha de manzana, aprenda a jugar bagamón, pero cuidado, si Osama (no ben ladeen)está cerca, abstengase de tratar de aprender u Osama acabara jugando él solo y regañandolo a usted y en consecuencia no aprenderá el juego.
Después de eso vaya a buscar comida callejera, la plaza Tahrir, las pirámides, khan Khalili, las mezquitas, el museo, el barrio copto y todo eso pueden esperar.
Hay mucha comida callejera: verá usted unos trompos de carne, como los de los tacos al pastor, pero no se deje engañar que no son tacos al pastor, son shawarmas, las primas de los tacos al pastor, son de pollo, cordero o rez… (varía entre 10 pesos a 50 pesos, según donde coma).
También está el koshari que es una mezcla de macarrones, fideos, arroz, lentejas y garbanzos con caldo de jitomate y adivine usted! sí con chilito piquín y si tiene suerte en algunos lugares se la venderán con limón! (de 6 a 15 pesos)
No sea timido y pruebe las pizzas, sí hombre! ya sabemos que usted no va a ir a Egipto a comer comida italiana, pero valen la pena, son bien servidas con mucho queso y podrá usted probar embutidos hechos sin carne de puerco. (60 pesos una mediana, suficiente para dos personas).
También puede encontrar gorditas de requesón o de frijoles (ful)… bueno que en Egipto les llaman de otra manera, pero en todas las esquinas (casi) las venden, y en vez de maíz usan pan árabe (trigo) pero están re-buenas y más baratas que en México (unos 3 pesos).
Abstengase de tomar coca-cola o bebsi (pepsi) que son muy baratas pero no saben tan buenas, les falta sabor, pida usted mejor un jugo de mango, de limón, de guayaba o de caña de azúcar, eso sí nunca olvide pedir que le pongan poca  azúcar o sin azúcar, si no es que quiere terminar en el hospital con un coma diabético (tip especial para los diabéticos).
El te (sha) egipcio (te negro con menta) es muy recomendable, sugerimos que pida el azúcar aparte. (unos 6 pesos el vaso).
Si usted gusta de los dulces, y pasteles, Egipto le encantará tienen un gran variedad, a la vista son diferentes, una especie de pays hechos con fideos rellenos de pistachos, cacahuates o crema pastelera, pero aventurese y prúebelos. No dejará de comerlos.
Hay una cosa que a los egipcios les encanta se llama “moloheya” es una cosa verde, liquida, viscosa, desconocemos los insumos usados para su preparación, pero al parecer es un manjar y gusta a todos los locales. Con este par de viajeros hay diferencia de opines, así que mejor le sugerimos que la pruebe y usted decida si la sigue comiendo o no.
Es común que le vendan hígado y sesos de vaca o borrego, pruébelos. Hagase usted una torta árabe: abra el pan árabe y rellénelo con cualquiera de esos ingredientes, al menos una vez inténtelo, a nosotros nos gustó y lo hemos comido mas de una vez. (10 a 20 pesos).
En la mayoría de los restaurantes o “fondas” le servirán variedades de ensaladas, incluidas en el servicio, así que tome sus precauciones antes de ordenar su comida.
Cuando usted desespere por falta de maíz corra a cualquier esquina en el centro del El Cairo y ahí encontrará elotes asados y si usted es viajero del tipo cronopio-precavido, habrá metido en su maleta un botecito de chile piquin y todos su problemas relativos a la falta de maíz serán resueltos.
No tenga miedo de tomar agua “de la llave”, esta limpia y sobre todo es gratis.
Si usted es vegetariano, le tenemos buenas noticas: hay muchas opciones para usted, que son parte de la comida egipcia y ni siquiera tiene que pedir menú alternativo.
Si usted es adicto al agua de horchata o de jamaica, no se preocupe que en Egipto las encontrará en cualquier esquina, eso sí con mucha azúcar, pero no las extrañará nadita.
Si a usted le gusta la cerveza no se deje impresionar por el Hilton, el Four Seasons, o cualquiera de esos hoteles donde le van a vender Heineken o la cerveza local: Stella, mejor dirijase a El Centro de El Cairo y en el Café Riche pida usted una Stella, que es de medio litro y se la venden mucho más barata que en esos hoteles, tan barata que en el Riche se puede tomar 3 Stellas con lo que paga una en los hoteles.
Amigo cervecero tenga usted paciencia que es difícil conseguir cerveza en Egipto y mas aun en el ramadán, y en muchas ciudades pequeñas no la venden en ningún lado, así es que mientras esté en El Cairo aproveche la tarde o la noche en el Riche y tomese sus chelas, aparte le serán servidas por unos meseros ataviados como Aladino, más folklórico el asunto no puede ser.
Si usted va a Alejandría, se decepcionará de muchas cosas (tema a tratar en otro post), pero no deje que esa decepción le impida probar la comida del mar, es barata y cocinada de una manera muy simple, así que usted podrá comer pescados y mariscos como en ningún otro lado… una comida para dos personas, con camarones gigantes, pescados, almejas, bebidas (dobleteadas), ensaladas, le saldrá en unos 400 pesos. En algunos restaurantes usted incluso puede escoger personalmente el pescado, camarones, cangrejos, o los que sea que usted vaya a comer.
Usos y costumbres a la hora de comer.
No se asuste si no le dan cubiertos, coma usted con sus manitas.
Haga exactamente lo que sus papás le dijeron que no hiciera cuando era niño y meta sus deditos a la comida y chupeselos, que aparte la comida en Egipto esta hecha para eso.
Tampoco se sorprenda si los egipcios que lo acompañan a comer meten sus dedos en sus platos, usted haga lo miso y meta sus dedos en la comida de sus amigos y coma.
Si solo le dan un vaso, aguantese y comparta el vaso con toooda la mesa, o no tome agua, usted decida.
Es frecuente que no encuentre servilletas en los lugares donde vaya a comer, no desespere chupese los dedos, los demás lo hacen y tome en cuenta que es solo cuestión de segundos para que aparecescan niños o señoras vendiendo paquetitos de kleneex: no lo dude y compre un par, le van a servir mucho, incluso cuando tenga que usar los sanitarios.
Si es invitado a comer a una casa egipcia tenga mucho cuidado, tiene que tener una estrategia y seguirla al pie de la letra. Si usted come rápido pensaran que le gustó la comida y le traerán más, si come muy despacio pensaran que no le gusta y se sentirán ofendidos. Si se acaba todo lo que tiene en el plato inmediatamente le traerán más y no dejaran de traerle comida.
Usted pruebe de todo y despacio, coma cuando este seguro que todos lo están viendo comer, para que quede constancia de que esta comiendo, cuando ya no pueda mas, usted diga que necesita una pausa para que la comida le baje y pueda seguir comiendo, trate de prolongar esa pausa todo el tiempo que sea necesario, hasta que a sus anfitriones se les olvide que usted tiene que seguir comiendo. Tome en cuenta, también, que se les va olvidar que tiene que seguir comiendo, pero se van a acordar que falta el postre y es la misma historia… Así que tome sus precauciones y suerte!

Un comentario en “Comiendo en Egipto

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » Comiendo en Egipto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s