La entrevista 1 – Día 16

Ya cumplí dos semanas buscando trabajo. En dos semanas he postulado a 50-60 vacantes (ya perdí la cuenta) y he mandado unos 10 correos-e a lugares o personas que no tienen una vacante, pero que he considerado que pudieran solicitar mis servicios. Si han leído las entradas anteriores ya sabrán que he postulado a vacantes desde secretaria hasta editora, pasando por traductora y correctora de estilo.

 

De los digamos 60-70 correos-e mandados únicamente he recibido respuesta de cuatro, por orden de respuesta: postulé dos veces en Bloomberg, las dos me contestaron para decirme “no, gracias” pero al menos contestaron. Pauta Creativa pidió más información y muestras de mi trabajo y experiencia como Community Manager, les mandé la información y no han vuelto a contestar. Y la tercera fue una revista digital con versión impresa cada cuatro meses, estos contestaron y se logró una entrevista a la cual fui ayer.

 

Resultó ser una revista de tips para papás con hijos de 0 a 12 años más o menos, que si las escuelas, que si los métodos de enseñanza, que si las actividades extra clase, que si los libros, pelis y hasta apps para smartphones y tablets. ¿Por qué postulé para trabajar en un lugar así, si ni hijos tengo? Básicamente, porque no tengo trabajo y no me voy a poner picky. En fin, el martes a las 11:45pm la editora de la revista me mando un correo dándome a escoger entre el miércoles y el jueves para ir, obviamente le contesté que el miércoles, o sea al día siguiente, o sea ayer.

 

Llegué como es mi costumbre, en cuestiones laborales y personales, antes de la cita (cuando llego tarde es porque de verdad pasaron cosas fuera de mi control, como tránsito inusual from hell, el metro se paró horas o me perdí gachamente) y tuve que esperar media hora después de la hora acordada, porque como suele suceder en todos los medios de comunicación siempre pasan imprevistos y justo cuando yo llegué pasó eso. En fin, mate el tiempo leyendo la última edición impresa de la revista para tener más claro lo que hacían.

 

Es una revista llena de publicidad, pero al menos dirigida y útil, era un especial sobre las escuelas primarias en el DF y los artículos más bien parecían publirreportajes cargados de fotos que tenían como objetivo darle a los papás la mayor cantidad de información para comparar pros y contras, pero que al final no se logró. En su selección venían dos escuelas en las que había estudiado y a pesar de haber estudiado ahí, leyendo sus respectivos artículos no me quedaron claros los pros y los contras (pff qué bueno que no tengo hijos y no tengo que preocuparme por eso).

 

Es una revista pequeña, pero a simple vista se ve que tienen un buen ambiente de trabajo, había dos becarias, lo deduje por su edad, un perro hermoso, o sea son pet friendly, lo cual habla muy bien de ellos (para mis estándares). Cuando finalmente se fue el diseñador (deduje que era el diseñador por su look), la editora, (y deduzco, también dueña) una mujer en sus late forties, por fin pudo atenderme.

 

Fue una entrevista larga, pero bastante bien dirigida, empezamos hablando de mi experiencia en periodismo, de mi nula experiencia en temas papás-hijos, las razones por las cuales había salido de mis otros trabajos, sobre medio oriente, sobre la ONG, con quien vivo, por qué vivo con mis papás, etc. hasta que finalmente la editora me preguntó ¿Por qué quieres trabajar aquí? Y así como fue directa la pregunta también fue mi respuesta: “no tengo trabajo, entiendo que esta no es precisamente mi área de expertise, pero eso no significa que no lo pueda o sepa hacer.”

 

Se quito los lentes y me dijo “Me preocupa tu sobre calificación. ¡Ojo! No te estoy diciendo que no te vamos a dar el trabajo, pero la verdad es que estas sobre calificada y no solo eso, tenerte aquí sería desperdiciarte completamente. En ocasiones hacemos reportajes que implican ir a algún lugar y hacer entrevistas, pero no podemos comparar eso con lo que estas acostumbrada a hacer. El trabajo en oficina aquí es totalmente diferente es estar en contacto con lo padres lectores o subscritores resolviendo alguna de las dudas o inquietudes que pudieran tener a partir de lo que leyeron en nuestro sitio o en la revista. En este momento, porque no tiene trabajo, porque no tienes dinero y tuviste que regresar a vivir con tu padres, seguramente me dirás que no tienes ningún problema con eso. Pero yo me pongo a pensar ¿Qué va a pasar dentro de unos meses? Te vas a aburrir!”

Y puff la verdad dentro de mi yo pensaba “Sí, claro tiene toda la razón del mundo y yo daría mi vida por irme a trabajar en un lugar dónde pudiera hacer lo que realmente me gusta y en lo que tengo expertise, el problema es que ya he esperado casi un año y medio para encontrar ese puesto y no ha llegado, mientras tengo que resolver mi situación”. Esta claro que no le dije eso, solamente le contesté “Si la reviste a mi me asegura un sueldo con el que yo pueda tener estabilidad e independencia económica, no veo una razón por la cual aburrirme, para como están las cosas en la Comunicación, los periodistas ya no nos podemos dar el lujo de hacer lo que nos gusta sino lo que nos da de comer” entre mi seguí pensando aunque no lo dije “y prefiero dar tips a papás con niños malcriados que tener que escribir en algún otro lugar que las reformas del Copetes son la neta del planeta”.

 

La editora se me quedó viendo un momento y me dijo “tú área de experiencia dentro del periodismo está bien pagada, pero es muy competida y es la barrera principal que tienes. A mi me queda claro que eres una mujer a la que no le da miedo nada y vas a salir de esta situación porque te estas moviendo y veo en ti la voluntad de hacerlo. Independientemente de lo que pase con este trabajo, te sugiero que te metas más al marketing digital. Hoy yo sufro por eso, vienen aquí personas a decirme que saben hacer community y no saben, creen que solo es ponerse a postear en FaceBook o Twiteer, empezaste bien, tiene algo de experiencia ahí de cuando trabajaste en la agencia de publicidad, sigue ese camino, exploralo, trate de especializarte en eso, pero especializarte en serio, con certificaciones. Eso hoy o en unos meses no te va a resolver mucho y tal vez me vas a decir que ni el dinero tienes para eso, pero de aquí a cinco años eso te puede hacer llegar a casi cualquier lugar y pedir un sueldo estratosférico.”

Y le contesté “lo se, el periodismo ha muerto, aunque muchos nos rehusamos a aceptarlo y si queremos sobrevivir vamos a tener que migrar a la publicidad y el marketing” y nos reímos levemente.

 

Finalmente me dijo “Mira Ale, insisto que estas sobre calificada, pero esa sobrecalificaión no es un no, entonces si quieres seguir con el proceso. En estos días mándame un articulo libre de acuerdo con la línea editorial de la revista y un ensayo de una cuartilla con las razones por las cuales deberías de trabajar aquí”.

 

Y así terminó el asunto. Voy a mandar el articulo y el ensayo.

 

Haciendo un balance de estas dos semanas:

-Las ganas de encontrar trabajo y los contactos NO son suficientes para salir del desempleo.

-Estoy en una posición en la cual nadie me puede decir que no tengo la experiencia, habilidades y conocimientos para los puestos que he solicitado, sin embargo, la salida es decirme que estoy sobrecalificada. No porque no me quieran dar el trabajo, sino porque saben que no me pueden pagar 3 pesos. Para pagarme 3 pesos tienen que alegar falta de experiencia y conocimiento y no lo pueden hacer, entonces optan por decirme que estoy sobre calificada para justificar los 3 pesos que me quieren ofrecer, porque obviamente todos mis conocimientos y experiencia no son necesarios para ese puesto.

-No he bajado ni un solo kilo, a pesar de salir a correr-caminar mis 5km de lunes a sábado (bueno ayer y hoy no fui).

-La ONG me sigue debiendo 6 semanas de trabajo y ya hasta se molestan cuando les cobro, cuando la molesta e indignada debería de ser yo.

– De la corrección de estilo esta semana me pagaron 3 mil pesos de lo que me deben.

-Mi papá me tuvo que prestar 4 mil pesos para pagar las tarjetas: 2,500 para Banamex y 3 mil para American Express, la diferencia la voy a pagar con lo de la corrección.

-De los 2,500 que me sobran, 900 son para pagar la compostura de la famosa Dell que estuvo muerta 2.5 años.

-Me quedan 1,600 pesos y tengo que escoger entre comprarme lentes, avanzar con el dentista o ir al ginecólogo para quedarme otra vez en ceros.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s