Cuando las cosas van mal, pueden ir peor – Día 28

Durante más de una semana, no solo viví desempleada, sin un peso en la bolsa y con cuentas por cobrar, también viví sin compu.

No dejé de escribir porque ya había encontrado trabajo, deje de escribir porque no tenía dónde hacerlo. “Hay cybers” me dirán algunos, bueno les recuerdo que hace 15 días le tuve que pedir a mi mamá 10 pesos para poder llegar a una entrevista de trabajo.

Me quedé sin compu porque a decir del técnico que la arregló:

Oye!
De tu mac!
3 cosas…
1.- extramadamente puerca!
2.- ventilador está dañado por que ya no sirve las revoluciones altas…
3.- 2 integrados de energia estan dañados, 1 solo no manda bien los voltajes y el otro está chamuscado…

Así que sí, cuando las cosas van mal, pueden ir aún peor. El resultado de todo esto fue una semana con mis redes sociales desatendidas, el no poder escribir absolutamente nada sobre lo que pasaba en Turquía y lo más importante ni buscar trabajo o mandar e-mails (¡gracias vida!).

Y es que a veces la vida, el destino o alguna fuerza superior, cómo ustedes le quieran decir, se ensaña con uno y no explicación lógica, simplemente pasa y no hay mucho que se pueda hacer.

Al día de hoy sigo en las mismas, no he podido ir al dentista, ni al ginecólogo, a pesar de mis 5km diarios de ejercicio no he bajado ni un gramo, me siguen debiendo dinero por trabajo hecho y sí, sigo desempleada e incluso harta de escuchar que estoy sobrecalificada y no poder llegar a los puestos para los que sí estoy calificada.

No lo veo como algo personal o como que sea la única en desgracia, afuera, en la calle se que hay cientos como yo. Todos hemos oído los casos de abogados taxistas y taqueros ingenieros.

Al día de hoy he llegado a la conclusión de que estoy desempleada simplemente porque la persona adecuada no es mi amiga. O sea tener conocimientos y experiencia no es suficiente para tener un trabajo (Si no están de acuerdo, con atención y gran interés leeré sus teorías).

También en algunas circunstancias como ya me ha pasado tener la experiencia y el conocimiento resulta negativo. Resulta negativo, porque no me pueden ofrecer sueldos de 6 mil pesos por una parte y por otra me imagino, aunque no lo se de cierto, también ven cierto peligro en eso.

Lo imagino porque es la cultura que tenemos, en México no pensamos en hacer que una compañía crezca o mejore, pensamos que nadie nos venga a quitar la chamba que tenemos.

En fin, ayer por fin me entregaron mi compu, funcionando como nueva. Por fin puedo escribir de nuevo. También ayer me contestaron un e-mail que mandé hace mas de 15 días y hoy tengo una entrevista de trabajo.

Hoy me volé la mitad de la ceja izquierda con la cera, así recuperé mi compu, pero me quede sin la mitad de una ceja el día que tengo una entrevista de trabajo.

2 comentarios en “Cuando las cosas van mal, pueden ir peor – Día 28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s