Recuerdos que no recuerdo. El Inicio.

Así es como debió de haber empezado esta historia: por el principio.

Posiblemente hace más de un año que dejé de escribir la historia de Lord Voldemort… hace tiempo que no había el tiempo para escribir la historia, pero sobre todo ya no había mucho argumento… hace tiempo parecía que la historia ya estaba escrita de principio a fin.

… y de repente cuando todo sale mal, cuando en la pulquería solo hay curado de plátano, cuando solo hay Tecate y de botonas puras palomitas uno empieza a hablar del futuro, de los viajes que nunca se harán, pero que están en nuestros planes, del itinerario perfecto, de los desiertos, de las montañas nevadas, de los oasis, de las playas, de las incomodidades que no queremos pasar y del confort que tendremos en los hoteles de 5 estrellas.

… y como de costumbre las cosas siguen saliendo mal…y en el restaruante de costumbre mientras se tardan años en atendernos nos damos cuenta que para hablar del futuro a veces vale la pena hablar del pasado.

Un día cualquiera del presente, igual a un día cualquiera de hace algunos años, con el mismo inicio de conversación: “¿Cómo te fue hoy?”,con las mismas canciones, con los mismos juegos de manos y palabras con tintes de violencia (pero que en realidad son muestras de afecto, dirían algunos psicólogos), con el mismo cinismo, con pero con calles y colonias diferentes.

Un día cualquiera, como hace algunos años le confieso que tengo una cana, la única, se la atribuyo a D’artagnan.

-¡Imáginate! lo que Lord Voldemort por años no pude hacer, a pesar de todo lo que se esforzó, lo logró D’artagnan y así tengo mi cana.

-(sonriendo) así pasa quien menos te lo imaginas resulta más cabrón que el cabrón.

-¿y qué se siente haber sido desbancado?

-pues no se

-¿no te importa?

-no… (un breve silencio) ya hacia falta que conocieras a alguien más cabrón que tú.

-no soy una cabrona.

-con el gringo fuiste una cabrona y me usaste.

-¿te sentiste usado? yo no te usé.

Llueve, pero no podemos dejar de fumar… entre la gente que entra y sale del restaurante algo incomodos por los fragmentos que alcanzan a escuchar de nuestra conversación seguimos recordando.

-Es de cabronas coger con alguien mientras el otro guey está en la sala.

– Esa relación ya se había terminado, de hecho seguía en mi casa porque yo no soy cabrona y me pasé de buena onda porque no tenía a dónde ir.

(silencio)

-La verdad es que sí te usé, eras perfecto para eso. El gringo tenía metido en la cabeza que yo tenía un amante y tú eres un mujeriego. Asunto arreglado.

-Oye el lugar ese al que fuimos a tomar ¿todavía existe?

-no lo se, la última vez que fui fue esa noche contigo. No he regresado.

-No ya no existe.

-¿Te digo la verdad? Yo no te soportaba, me caías gordo. Todo mundo me hablaba de ti maravillas y cuando por fin te conocí pensé “utaa ¿y cuál es su chiste, dónde esta lo súper wow?

(se ríe brevemente)

-Cuando me dijeron que tenía que trabajar contigo, pensé “uta, voy a tener que aguantar a este guey que se siente la gran cagada”, pero después me di cuenta que no eras así, que eras un cabrón, ególatra y todos esos defectos que tienes, pero que el fondo no eras taaan malo y después pude conocer a ese Lord V. que pocos conocen.

Se distrae, pretende estar usando el iphone. Probablemente está evadiendo. Seguramente no sabe que decir o no quiere decir lo que tendría que decir. Paga la cuenta.

Pero recordar ese pasado no era suficiente, antes, mucho antes estaba el inicio.

Las mismas canciones, el mismo ritual: cantar pedacitos de canciones, saltarnos 20 antes de encontrar una que nos guste, prender un cigarro para él.

-Tú nunca me has visto borracha en serio.

-¡Claro que sí!

-¿Cuándo?

-Cuando todo empezó… hasta me sentí mal.

– ¿La vez que hicimos la peda en mi habitación?

-Sí.

-Ah pero no estaba tan borracha.

-Casi vomitas.

-Pero no vomité.

-A ver, pero te acuerdas es noche quienes estaba ahí

-Sí estaba la chava esa que no quería ser el jamón del sandwich (eso jamás se me va a olvidar) y el otro guey.

-Sí, pero te acuerdas quien era ella

– Pues una que pasamos a recoger, ¿no?

-Sí pero ¿quién era ella?

-No, pues no se

-La de la cancillería.

-Y se quedó a dormir ahí no se dónde porque cuando le dijimos que se durmiera en la cama fue cuando dijo lo del sandwich y tu amigo durmió en el recibidor, entre mi área de trabajo y el baño… ¿ves cómo sí me acuerdo?

-No ella se fue a dormir a su habitación porque estaba celosa ¿no te acuerdas?

-No igual ya estaba dormida…Bueno y luego…¿qué hice?

-No te acordabas dónde estaba el baño y te tuve que llevar al baño y te pusiste a discutir conmigo porque según tú el baño no estaba ahí.

-¿Y por qué te sentiste mal?

-Porque estabas borracha y al día siguiente me ibas a hacer drama y decirme de tu novio

-Eso no iba a pasar, porque el día anterior en mis 5 sentidos ya habíamos cogido.

-(Se rie) ¿No te acuerdas que el drama del sandwich fue porque estábamos cogiendo?

-¿Te cae que cogimos con público? Me acuerdo del día siguiente cuando después nos dimos cuenta de que tu amigo seguía ahí… Así que así fue como todo empezó

(No así no empezó todo. Todo empezó días antes de eso, pero tú aún no quiere hablar de esos recuerdos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s